SILVANA BIGIO LUSTGARTEN – MICHELLE ARTEAGA – FRANJAS ENLAZADAS

02. 5 TÓPICOS GENERATIVOS Y 5 IMÁGENES

Tópico Generativo 1: Movimiento

Guggenheim Museum New York, Frank Lloyd Wright

Guggenheim Museum New York, Frank Lloyd Wright

Se define como un cambio de posición que experimenta un cuerpo en el espacio, con respecto al tiempo y a un punto de referencia. Para que se produzca movimiento es necesario un motivo, una fuerza o una interacción. Surge a partir de una relación de tensiones entre los elementos de una composición o entre ellos y el individuo.

Tópico Generativo 2: Comunicar

Moses Bridge, RO&AD Architecten

Moses Bridge, RO&AD Architecten

Acción de transmitir sentimientos, opiniones o información a partir de un elemento físico entendido como emisor que se completa cuando un individuo recibe el mensaje.

En consecuencia, dicha interacción genera un vínculo o una unión. En la arquitectura, el objeto revela y el individuo, por lo tanto, descubre.

Tópico Generativo 3: Memoria

Memorial to the Murdered Jews of Europe, Peter Eisenman

Memorial to the Murdered Jews of Europe, Peter Eisenman

Potencia del alma, facultad por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado.

En arquitectura, objeto digno de ser recordado, que destaca y trae al presente acaecimientos particulares del pasado material o individual (por analogía).

Se relaciona con piezas monumentales que evocan lo ocurrido.

Tópico Generativo 4: Intervención Mediadora

Villa Le Lac, Le Corbusier

Villa Le Lac, Le Corbusier

Realizar una operación que genere un acontecimiento (material o inmaterial) y tome una posición entre dos principios opuestos o simplemente diferentes. Elemento que relaciona o conecta y existe entre dos o más momentos.

Tópico Generativo 5: Lo Sagrado

Salk Institute, Louis Kahn

Salk Institute, Louis Kahn

La experiencia sagrada que se evoca desde la arquitectura es una experiencia existencial personal, que se vive a través de la propia naturaleza de la experiencia humana (Pallasmaa, 2011).

Ésta como acontecimiento artístico o arquitectónico surge a partir del individuo, del encuentro natural y con uno mismo. De una actitud de recogimiento y ensimismamiento propiciada por lo que provoca en nosotros un espacio y sus posibles significados.


Bibliografía

Pallasmaa, J. (2011). The Aura of the Sacred, Art, Arquitecture, and existencial sacredness. En R.  Hejduk, The religious imagination in modern and contemporary architecture : a reader (págs. 235-241). New York, USA: Routledge.

Real Academia Española. (1 de Marzo de 2014). Diccionario de la Real Academia Española. Obtenido de http://lema.rae.es/drae

Imágenes
1. http://iloboyou.com/art-guggenheim-museums-of-the-world/

2. http://www.amazingplacesonearth.com/moses-bridge-netherlands/

3. http://www.minube.com/fotos/rincon/549521/7581415

4. Tomada del Repertorio 2 de la Unidad Intermedia Forma 2013-1

5. http://elcafetindelas5.wordpress.com/2012/10/09/la-materialidad-y-
la-obra-de-louis-kahn/

_____________________________________________________________________________

04. ABSTRACT DEL PROYECTO Y VIDEO EXPOSITIVO DEL PROCESO DEL
PROYECTO

PREGUNTA A RESOLVER:  
¿Cómo configurar un sistema arquitectónico que propicie el vínculo entre las franjas existentes inconexas y abarque tanto la escala colectiva como la individual, partiendo de rescatar y resaltar la memoria del Minuto de Dios?

Se propone conformar un sistema arquitectónico, cuya guía proyectual sean las preexistencias de valor, mediante la superposición de capas, que direccione a partir del movimiento en el vacío generando actividad que enlace las franjas inconexas. Para este propósito, se empieza por dar una mirada al lugar. Ésta va de la mano de un análisis exhaustivo que permite valorar lo que hay y así definir qué se conserva como base proyectual del sistema. Lo importante es rescatar las dinámicas significativas que evocan la memoria del barrio. Acto seguido, se propone insertar una grilla ordenadora a partir de la cual proyectar el movimiento. Éste se arma a partir de la superposición de subcapas: plazas y caminos conectores. Es precisamente en estos vacíos y sus conexiones donde se concibe la actividad, en términos de movimiento y reunión de personas. Posteriormente, la propuesta se vale de la arquitectura para delimitar, enmarcar, fortalecer y capturar las experiencias derivadas de dichas actividades humanas impidiendo que se pierdan. Justamente, es ahí donde el primer piso, inmerso en esta relación de vacíos y llenos, entra a jugar un papel fundamental. En ese orden de ideas, el proyecto se empieza a constituir como una intervención mediadora, que encuentra su pertinencia en la conciliación entre: las franjas (la ciudad construida y el borde natural), el exterior y el interior, lo público y lo privado. Finalmente y a partir de esa conciliación que se desarrolla desde y para el individuo, surge en los espacios planteados en el proyecto la posibilidad de generar reacciones de carácter multiple, las cuales resultan desde el encuentro con uno mismo y con el mundo. De esta manera, se conforma el sistema arquitectónico que encuentra sus principios ordenadores en la existencia de capas, cuya superposición termina por constituir el complejo arquitectónico que vincula las franjas inconexas en cuestión.

Link al video ACTUALIZADO MAYO 29: https://www.youtube.com/watch?v=LcjyDVh4_GA&feature=youtu.be


Bibliografía

Pallasmaa, J. (2006). Los ojos de la piel. Barcelona, España: Editorial Gustavo Gili.

Restrepo, F. (2009). Arquetipos en Arquitectura. Bogotá, Colombia: Universidad de Los Andes, Departamento de Arquitectura.

Real Academia Española. (Abril de 2014). Diccionario de la Real Academia Española. Obtenido de http://lema.rae.es/drae

_____________________________________________________________________________

05. ENSAYO ARGUMENTATIVO ILUSTRADO 

Franjas enlazadas     
Sistema de actividades que conecta y direcciona

El proyecto realizado traduce en arquitectura un esfuerzo por conjugar las partes incomunicadas del Minuto de Dios. Surge desde el análisis del lugar y las dinámicas que se dan en el mismo, lo cual lleva a entenderlo en su composición de porciones de terreno longitudinales que por su condición desigual en respuesta a las actividades que albergan le responden distinto a la ciudad. Con dicha realidad problemática, la articulación del barrio se ve quebrantada y evidencia que existe una inminente disociación entre las franjas encontradas que se mencionan a continuación: franja residencial, franja de intervención y franja de borde oriental verde.

Franjas Disociadas

Franjas Disociadas

En consecuencia, el proyecto se orientó hacia la configuración de un sistema arquitectónico que ayudara a relacionar estas franjas existentes inconexas, siempre teniendo en cuenta tanto la escala colectiva como la individual. Se establecieron las preexistencias de valor como guía proyectual primordial del sistema, tratando de esa

Capas del Parque de la Villete

Capas del Parque de la Villete

forma de recuperar y destacar lo que hace parte de la memoria colectiva del barrio. Desde éstas entendidas como una primera capa, se instauró un método de composición a partir de capas, tomando como referente el Parque de la Villete de Bernard Tschumi. La superposición de capas propuesta que conforma el sistema arquitectónico en la franja de intervención, encuentra pertinencia en la generación de una estructura de vacíos donde se propicia la actividad y se direcciona. Es precisamente a partir del movimiento en dicha estructura formulada, que se enlazan las franjas una vez incomunicadas.

 

En ese sentido, el proyecto visto como una intervención que trae grandes cambios con respecto a lo ya existente, debe entender, interpretar y replantear los elementos de valor del lugar. Entender, va de la mano de observar y estudiar exhaustivamente el lugar. Interpretar, relaciona el análisis de las dinámicas encontradas y la valoración de lo que hay en terminos de qué se rescata. Finalmente replantear, tiene que ver con proponer desde la

Preexistencias Construidas

Preexistencias Construidas

definición de qué se conservó como base proyectual del sistema. Es ahí precisamente, donde se recrean las dinámicas encontradas con la posibilidad de adoptar como en este caso, o no, una nueva forma, tipología y escala de proyecto. En síntesis, lo importante del proceso anteriormente descrito más allá de los distintos pasos, es tomar de lo existente dinámicas significativas que a veces se concretan en elementos materiales que evocan la memoria del barrio. Para el proyecto, se recobra la configuración laberíntica a partir de vacíos y caminos que generan movimiento direccionado más no unidireccional del conjunto de vivienda conservado en la zona de intervención. Pero

Preexistencias Naturales

Preexistencias Naturales

también se abren las puertas para acoger elementos existentes olvidados como lo es el borde ecológico del río Juan Amarillo. Con esto, el proyecto logra que no se pierda la memoria a pesar de la inserción de una nueva pieza arquitectónica que genera diferentes dinámicas, encontrando su base en relación con lo que hay en la retentiva colectiva del lugar.

 

 

 

 

En este orden compositivo de la propuesta, se proyecta el movimiento como un eje orde-nador que parte de unos elementos a los que se les asignó valor. Con esto, el proyecto se

Líneas de Movimiento en Proyecto

Líneas de Movimiento en Proyecto

estructura desde el vacío concebido como impulsador de actividad, valiéndose de una grilla ordenadora. Acto seguido, se delimita el movimiento a partir de lo construido. Es decir, el movimiento está pensado desde el vacío, pero se sirve de los llenos en sus bordes para adquirir su forma. Actualmente, existen múltiples ejemplos de arquitectura que se desarrollan con líneas de movimiento que se interponen en el diseño del proyecto y se trazan como flujos de energía. La obra de Zaha Hadid pretende expresar el movimiento, lo cual se puede ver claramente en la Central de Bomberos para la fábrica de Vitra en Alemania. Con respecto a este edificio ella expresa: “Todo el edificio es como movimiento congelado (…) (Binet, 2000, p.109). Este proyecto le apunta a un camino de diseño similar. Con el primer piso y en respuesta a los caminos existentes, se dibuja una línea de movimiento que se encarga de relacionar los vacíos propuestos en el

Central de Bomberos para la fábrica de Vitra, Alemania

Central de Bomberos para la fábrica de Vitra, Alemania

proyecto con los vacíos existentes como el de la Universidad Minuto de Dios. Pero además de lo anterior, se proponen desviaciones a dicho trazado principal de movimiento dando lugar a la multiplicidad de caminos y maneras de recorrer el proyecto. Con las edificaciones de borde, el movimiento queda congelado, las vistas limitadas y encajonadas, con la intención de invitar al caminante a seguir recorriendo en una organización de espacios secuencial más no restrictiva.

Por otra parte, es preciso tratar sobre uno de los más grandes propósitos de la arquitectura que ha encontrado pertinencia en el desarrollo de este proyecto: la mediación entre dos momentos diferentes. Más precisamente, la mediación entre dos momentos conlleva a la aparición de un tercero que implica un cambio de características y una toma de posición que resulta en una manera de responder a un problema específico. En este sentido, el sistema arquitectónico y de ciudad planteado se constituye como una intervención mediadora en su oportunidad de conciliar entre: las franjas (la ciudad construida y el borde natural), el exterior y el interior, lo público y lo privado y sobretodo, los distintos sistemas presentes en la ciudad.

Reunión de personas en una de las plazas del proyecto

Reunión de personas en una de las plazas del proyecto

Nuevamente, se puede tomar como escenario de esto el primer piso del proyecto. Interceder en la reunión de los sistemas de la ciudad, conlleva inmediatamente a pensar en la actividad del hombre en el espacio público que constituye aquello que le da vida a la ciudad. Lo anterior, envuelve la necesidad de hacer espacios públicos de calidad que propician la reunión de personas.

Finalmente, desde dicha conciliación, surge una manera muy propia al hombre de entender tanto la arquitectura en general como el proyecto en particular que tiene lugar en el individuo que la vive. Como señala Pallasmaa en el libro Los ojos de la piel, la tarea de la arquitectura es reconstruir un mundo con el cual formamos un todo inseparable y no

Encuentros o pausas en el recorrido en los espacios de permanencia

Encuentros o pausas en el recorrido en los espacios de permanencia

somos solo espectadores. Así, el individuo toma parte esencial en la propuesta porque es el que experimenta las relaciones espaciales planteadas desde la unión entre forma (entendida como la estructura lógica del sistema arquitectónico) y naturaleza a la que apunta el proyecto, las cuales resultan desde el encuentro con uno mismo y con el mundo. En este sentido, el proyecto propicia una serie de encuentros que se constituyen como pausas en el recorrido. Así, se enmarca el paisaje integrando en justa medida las preexistencias naturales y la arquitectura propuesta entendida a partir del hombre. Precisamente, es en esta experiencia individual y en esas reacciones que suscitan los espacios, que pueden ser de carácter múltiple, donde se empieza a gestar el concepto de lo sagrado referido a aquella arquitectura que conmueve y comunica.

En conclusión, con la argumentación precedente se muestra cómo mediante la creación de un sistema arquitectónico desarrollado en la franja de intervención es viable vincular dos realidades distintas (por la naturaleza de sus actividades) que se daban a lado y lado de la misma. Las guías proyectuales de la propuesta, por una parte, se descubren en la dimensión inmaterial más inherente al barrio Minuto de Dios: la memoria colectiva. Por la otra, se establecen como aquellas preexistencias de valor que se rescatan y resaltan, impulsando al desarrollo del proyecto en su aspiración de entender el contexto y

Con el proyecto se limitan y encajonan las vistas

Con el proyecto se limitan y encajonan las vistas

reinterpretarlo con una nueva arquitectura. De esta manera, el complejo arquitectónico encuentra sus principios ordenadores en la existencia de capas y su posterior superposición, para concebir una estructura de movimiento en el vacío cuya función es generar actividad con el objetivo de así enlazar las franjas inconexas. En tal virtud, la propuesta se vale de la arquitectura para fortalecer las intenciones de las preexistencias construidas, fundar límites en el recorrido, enmarcar el paisaje y capturar las experiencias derivadas de dichas actividades humanas impidiendo que se pierdan. Más aún, son precisamente éstas últimas las que le dan forma y pertinencia al proyecto en la transformación de la franja de intervención teniendo muy presente la finalidad de relacionar las partes incomunicadas.

Bibliografía

Pallasmaa, J. (2006). Los ojos de la piel. Barcelona: Editorial Gustavo Gili.

Amidon, J. (2003). Paisajes radicales : reinventar el espacio exterior. Barcelona: Art Blume.

Imágenes
01, 03, 04, 05, 07, 08, 09: De elaboración propia

02: Tomada de http://www.etab.accaen.fr/lyceevalognes/site%20jardin/jardins%20particuliers/jardin%20%20Villette.html en Mayo de 2014

06: Tomada de http://1.bp.blogspot.com/_yzlRjthkBHU/SYWOKqfPhjI/AAAAAAAABmQ/
OMHULTgu9Bw/s400/ZAHA+ZADIDEstación+de+bomberos+de+Vitra.jpg
en Mayo de 2014

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*